Beneficios de Nuestros Ingredientes

Aceite de oliva (Olea Europea Oil): Sus múltiples propiedades lo convierten en un ingrediente esencial en nuestros jabones. Tiene la capacidad de limpiar profundamente y de proteger e hidratar la piel de una manera natural. Es absorbida naturalmente por la epidermis y proporciona una defensa contra la desecación. El aceite de oliva previene el envejecimiento de la piel gracias a que contiene vitamina E y polifenol.

Aceite de almendra (Prunus amygdalus dulcis): Calma irritaciones, grietas y picores externos. Ayuda a sanar, proteger y suavizar la piel restaurando su elasticidad por eso es un muy ingrediente para combatir los signos de la edad. Rico en vitaminas A y E, suaviza, hidrata y fortalece el cabello. Mejora la textura del cabello.

Aceite de ricino (Ricinus communis): Es emoliente y suavizante gracias a su alto contenido en ácidos grasos. Fortalece la barrera natural de la piel facilitando procesos de reparación y curación. El aceite de ricino también tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, que le permite aliviar las molestias de la piel seca o muy seca. Estimula el crecimiento del cabello. También nutre y fortalece la fibra capilar.

Aceite de coco (coco nucifera oil): Hidratante y limpiador. Su composición lo convierte en un aceite vegetal apto para todo tipo de pieles, especialmente las secas y sensibles. Suaviza el cabello seco. Protege y fortalece el cabello dañado. Participa a la reducción de la placa dental, humecta, suave y ayuda en el control bacteriano.

Manteca de cacao (theobroma cacao butter): Se obtiene de la presión en frío de los granos de cacao y es una grasa vegetal. Tiene un fuerte poder antioxidante y es un excelente humectante para la piel. También se recomienda para ciertas irritaciones o lesiones de la piel, gracias a su poder curativo. Ideal para pieles secas, dañadas o deshidratadas.

Ácido esteárico (Stearic acid): El ácido esteárico es un ácido graso saturado que es muy común en la naturaleza y especialmente en grasas vegetales como el chocolate (cacao) y la manteca de karité. Tiene propiedades emolientes que proporciona suavidad a las preparaciones cosméticas. También es espesante, nutritivo y protector gracias a su carácter filmógeno. Además ayuda a suavizar la piel y es ideal para pieles secas.

Carbón activado: Tiene una capacidad de absorción extremadamente poderosa que permite capturar y eliminar las impurezas. Purifica y elimina las toxinas sin dañar la piel.

Sodium Cocoyl-Isethionate (SCI): Es un tensioactivo suave y no irritante a base de aceite de coco. Es un agente limpiador, espumante y biodegradable.

Orange Powder / Polvo de naranja: Tonificante que estimula el cuero cabelludo, haciendo que el cabello brille, sea más suave y flexible.

Avena Sativa Powder / Avena en polvo: Cereal reconocido desde hace mucho tiempo como un agente calmante de la piel. Es eficaz para nutrir el cabello seco y sirve como acondicionador.

Queratina: Es una proteína natural que actúa como una película protectora sobre el cabello. Mantiene la hidratación natural del cabello y restaura el brillo.

Vitamina E: Es un antioxidante, antibacteriano y antifúngico, además de ser un conservante natural.

Aluminium Silicate (bentonita) / Arcilla verde: Es una roca que contiene muchos minerales y oligoelementos. Equilibra la producción de sebo.

Ylang-Ylang: Aceite esencial

Leche de Magnesia: Es una sustancia alcalina capaz de neutralizar los ácidos carboxílicos que componen el sudor y que son responsables de los olores de la transpiración.

Kaolín/Caolín: El kaolín es una de las arcillas suaves para la piel, por lo que es especialmente adecuado para pieles secas y sensibles. Participa en el equilibrio del cuero cabelludo. Purifica los cabellos grasos sin dejar atrás los cabellos secos, apagados y desvitalizados

Carbonato de Calcio: Tienen propiedades purificadoras y limpiadoras que respetan y protege los dientes.